Seleccionar página

México.- Con el objetivo de disminuir las muertes por cáncer de mama y cérvico uterino, las unidades médicas familiares del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) realizaron en 2016 al menos tres millones de pruebas de Papanicolau y un millón 300 mil mastografías.

En un comunicado, el organismo informó que la meta para 2017 es incrementar el número de pruebas de detección oportuna, dado que a través de esos estudios es posible identificar el cáncer en etapas tempranas y que el tratamiento sea más efectivo.

La titular de la División de Prevención y Detección de Enfermedades del IMSS, Ivonne Mejía Rodríguez, refirió que la herencia, en caso de que la madre o hermana tengan esa neoplasia; presentar una enfermedad mamaria previa; iniciar la menstruación antes de los 12 años o primer embarazo antes de los 30, son los principales factores de riesgo para desarrollar cáncer de mama.

Subrayó que para detectar esta enfermedad, además de la mastografía que se realiza en mujeres de 40 a 69 años de edad, en el IMSS existen otras medidas como la exploración clínica realizada por personal de salud y la autoexploración.

En los módulos PrevenIMSS de las Unidades de Medicina Familiar, personal de enfermería realiza la exploración clínica de mama a mujeres desde los 25 años. La especialista recordó que en 2016 hicieron más de 5.5 millones de exploraciones, a fin de detectar lesiones que pueden ser palpables, zonas dolorosas, abultamientos o algún otro signo que oriente a pensar en alguna anormalidad en las mamas para diagnosticarla y tratarla a tiempo.

Debido a que el cáncer de mama en un inicio no produce molestias, es importante que las mujeres, a partir de los 20 años de edad, se realicen la autoexploración cada mes y en un día fijo, a fin de conocer lo que es normal en su cuerpo, expuso.

Fuente.

México.- Del 22 al 28 de agosto se llevará a cabo la Semana de Sensibilización en Cáncer de Cuello Uterino, con el objetivo de impulsar acciones y soluciones, ya que una de cada 10 muertes por cáncer en mujeres mexicanas se debe a esta enfermedad.

Bajo la rectoría de la Secretaría de Salud y en coordinación con Instituciones Públicas y organizaciones de la sociedad civil se ha organizado esta campaña con el lema «El cáncer de cuello uterino #MásCercaDeLoQueParece».

El término cáncer designa el crecimiento maligno, autónomo y desregulado de células, este crecimiento da lugar a tumores, que pueden invadir partes adyacentes y distantes del cuerpo, a la par destruyen tejidos normales y compiten por los nutrientes y el oxígeno celulares, se informó en un comunicado.

Un agente causal de una infección común que se transmite a través de las relaciones sexuales y por contacto piel con piel es el virus del papiloma humano, abreviado como VPH.

Se conocen más de 150 tipos de VPH que infectan al ser humano, alrededor de 40 infectan los genitales y 14 de ellos son considerados de alto riesgo para el desarrollo de cáncer del cuello uterino. Existen también algunos tipos de VPH de bajo riesgo que causan verrugas genitales.

Se sabe que la infección persistente con VPH de alto riesgo, no es suficiente para el desarrollo del cáncer del cuello uterino. No obstante, una infección de VPH que no desaparece puede causar esta afección en algunas mujeres. Cerca del 70 por ciento de los casos de cáncer invasor son atribuibles a los tipos VPH de alto riesgo 16 y 18.

Fuente.